lunes, 8 de octubre de 2012

SOBRE LA DISCRIMINACIÓN

Zero es un cortometraje animado, creado por la pareja australiana de Christopher Kezelos (director) y Christine Kezelos (productora), a través de su productora Zealous Creative en Los Angeles. Visual y estéticamente interesante con un mensaje conmovedor y que exige la reflexión y crítica. Una historia situada en un mundo en que los seres vivos, incluidos los humanos, están hechos de estambre, y en el caso de los últimos nacen con un número en el pecho; este número define su destino, siendo los 8 y 9 los más respetados y destinados a los mejores trabajos, 5, 6 y 7 la clase media con trabajos mediocres, 1, 2, 3 y 4 los menos respetados pero que aún tienen un rol dentro de la sociedad, y por último el 0, y las personas que nacen con éste, están destinados a ser marginados de la sociedad, sin posibilidad de conseguir un empleo, de ser parte de la sociedad, sin derecho a tener hijos, y prácticamente sin algún derecho. "Zero", como lo indica su nombre, nace con el número cero en su pecho, quien desde el momento en que nace es rechazado, en la escuela nadie lo quiere, de hecho ahí aprende que no tiene un rol en la sociedad, que para ellos no existe, pero aún así no se da por vencido. Cuando adulto, aún sufriendo la opresión, sigue luchando porque está seguro de que puede aportar algo a la sociedad.

Zero, Fuente de la imagen
Todos nacemos de la misma materia, pero no todos nacemos igual. ¿Quién serás? ¿En qué te convertirás? Algunas personas nacen para ser líderes, causando grandes cambios entre sus gentes. Otros nacen en la mediocridad, viviendo vidas que no merecen ser remarcadas. Pero, para algunos, la vida será una batalla constante, sin ninguna clase de oportunidad. Así que ¿cómo puede nada ser algo?

La escuela era el único lugar en el que Zero recibió atención. Aprendió lecciones importantes para su vida, como su valor en la sociedad, y que estaba prohibido multiplicarse a los de su importe. Algunas veces Zero se sentía un número mucho mayor, pero los niños solo querían recordarle que un cero es un cero desde cualquier punto de vista.

El camino de Zero a la vida adulta fue un camino solitario. A pesar de sus defectos numéricos, Zero pensaba que tenía algo que ofrecer al mundo. Zero nunca permitía que una mala situación le deprimiera: no quería ser un número negativo.

Fue la primera vez que Zero despertó maltrecho y magullado, pero esta vez fue diferente. Por primera vez Zero se olvidó completamente de su bajo número. Acompañado por su nueva amiga, se sentía tan importante como un Tres, o quizá incluso un Cuatro. Pero lo más maravilloso era el sentimiento de pertenecer a algo. Toda una vida de soledad que se desvanecía en el pasado, sabiendo que su amor estaba prohibido y, mientras el mundo podía continuar sin él, Zero se preguntaba cómo podría él continuar sin su amor.

El recién nacido llevaba la marca del infinito, el mayor y más respetable número que la gente había visto. Zero sabía que de la nada había creado algo verdaderamente magnifico: El Principio.

Christopher Kezelos, Zero




(Seleccionar los subtítulos en español pulsando sobre el botón "CC")

COMENTAR EL VIDEO (en el cuaderno del alumno):
1) ¿Qué escena del corto te ha llamado más la atención o te ha impresionado más? Jusifica tu elección.
2) ¿Qué lo que le permite a zero recuperar su autoestima y sentirse mejor?3) ¿Qué relación se establece en el corto entre soledad y autoestima? ¿Estás de acuerdo?
4) ¿Qué es discriminar? ¿Por qué es algo éticamente reprobable?
5) Explica alguna experiencia de tu vida en que hayas observado o vivido situaciones de discriminación.
6) ¿Cuál crees que es la moraleja o la enseñanza moral del corto?
7) Comenta cualquier otro aspecto del corto que te haya arecido interesante.

0 comentarios:

Publicar un comentario