miércoles, 22 de octubre de 2014

TRATAMIENTO DE TEXTOS: LOS TORNEOS MEDIEVALES

Una de las técnicas de trabajo más importantes en vuestras tareas en la escuela es el proceso de obtención, tratamiento y uso de la información que obtenemos de diferentes fuentes.
Si nos piden un trabajo de investigación o de búsqueda de información sobre un aspecto cualquiera de una de nuestras asignaturas, es necesario que empleemos un método de trabajo adecuado, para lograr unos resultados relevantes y valiosos.
Estas son las instrucciones básicas que deberíamos seguir:


  1. Dado que la fuente de información básica va a ser Internet y sus buscadores, debemos buscar la información con cuidado, con calma, sin prisas y sin contentarnos con el primer resultado que encontremos.
  2. Si nos proponen páginas en la que la calidad de la información está contrastada, debemos utilizarlas en primer lugar, sin que eso suponga que no podemos usar otras páginas.
  3. Nunca es suficiente una fuente de información: debemos emplear varias.
  4. Debemos leer la información, localizar los datos esenciales, los que nos interesan y son más relevantes de cada una de las fuentes empleadas, extraerlos, reordenarlos y crear un texto nuevo y personal, que será el resultado final de la búsqueda de información.

Vamos a hacer un ejercicio práctico.

¿QUÉ Y CÓMO ERAN LOS TORNEOS MEDIEVALES?


Nos dan tres textos para obtener la información más relevante sobre los torneos. Debemos leerlos, subrayarlos, extraer la información y elaborar un resumen.

En nuestro resumen final se debería dar contestaciones a las preguntas: ¿Qué era un torneo medieval? ¿Cómo eran? ¿Quién participaba? ¿Por qué se realizaban? y ¿Qué repercusiones tenían allí dónde se hacían?



TEXTO 1
Los torneos fueron eventos de competiciones de caballería de la Edad media y Renacimiento (Siglos XII al XVI), y por largo tiempo, la primera diversión de la corte y ciudades populosas. Los espectáculos celebrados eran frecuentemente a causa de coronaciones, casamiento de reyes, nacimientos, bautismos, bodas de príncipes, conquistas, paces, alianzas, recibimiento de embajadores y personas de gran valía, y aun otros sucesos de menor importancia, ofrecían a la nobleza. Eran los heraldos los encargados de dar publicidad al torneo, y pasaban de castillo en castillo, llevando cartas y carteles a los adalides de más nombre y convidaba a todos los valientes que se encontraba en el camino.

El día del evento había una gran expectación en el lugar elegido. Se preparaban todos para acudir al sitio señalado desplegando según sus clases y posición gran lujo en vestimentas, trajes, caballos, paramentos, arneses, adornos, armas, etc. Dada la señal de comienzo al son de instrumentos marciales que alegraban los ánimos de los allí concertados (fanfarrias) se presentaban los caballeros en la liza con numeroso séquito. Eran muy divertidos y la gente se entretenía viéndolo.


TEXTO 2
El torneo medieval era el combate a caballo entre varias personas, principalmente caballeros medievales y nobles puestas en cuadrillas y bandos de una parte y otra. Estas cuadrillas batallaban y se herían entre sí dando vueltas en torno para perseguir cada cual a su contrario. Era la imitación de una batalla y duraban varios días.

Los torneos proporcionaban una posibilidad  al caballero de ganarse una reputacion de habilidad y valentía.

Los torneos eran los acontecimientos sociales por excelencia de la Edad Media asistía todo el mundo: tratantes de caballos, prestamistas, armeros, acróbatas, trovadores, juglares y damas de todo tipo. Algunos torneos duraban una semana y atraían a caballeros de toda Europa.
 
También antes de que comenzara las justas y los combates los caballeros montados a caballo debían insertar sus lanzas en una aro colgado de un palo alto. Esto servia como calentamiento para hombres caballos y público.


TEXTO 3
Una de las imágenes típicas que nos vienen a la cabeza al hablar de la Edad Media posiblemente sea la de dos caballeros montados en sus caballos dispuestos a batirse en una justa, es decir, en un torneo.
Los torneos servían para que el caballero se mantuviera en forma en tiempos de paz, cosa que complementaba con la caza, además de un entrenamiento colectivo para mejorar las técnicas de combate que habrían de darse en la guerra, sobre todo tras la generalización de la carga frontal.
Los torneos muestran tres rasgos principales: un aspecto utilitario, como entrenamiento para la guerra; uno lúdico, que los convierte en un juego cuyo objetivo no era matar al oponente, sino vencer para adquirir gloria y beneficio; y uno festivo, que los convierte en un espectáculo para el público de la época. Sin embargo, también sirvieron como válvula de escape de la violencia, liberada hasta entonces en guerras privadas en un momento de consolidación de la autoridad regia. Además, tuvieron una dimensión económica que en muchas ocasiones queda olvidada, sirviendo como forma de activación económica en aquellas regiones en las que se celebraban.



Aproximadamente esta sería la información más relevante:

TEXTO 1
Los torneos fueron eventos de competiciones de caballería de la Edad media y Renacimiento (Siglos XII al XVI), y por largo tiempo, la primera diversión de la corte y ciudades populosas. Los espectáculos celebrados eran frecuentemente a causa de coronaciones, casamiento de reyes, nacimientos, bautismos, bodas de príncipes, conquistas, paces, alianzas, recibimiento de embajadores y personas de gran valía, y aun otros sucesos de menor importancia, ofrecían a la nobleza. Eran los heraldos los encargados de dar publicidad al torneo, y pasaban de castillo en castillo, llevando cartas y carteles a los adalides de más nombre y convidaba a todos los valientes que se encontraba en el camino.

El día del evento había una gran expectación en el lugar elegido. Se preparaban todos para acudir al sitio señalado desplegando según sus clases y posición gran lujo en vestimentas, trajes, caballos, paramentos, arneses, adornos, armas, etc. Dada la señal de comienzo al son de instrumentos marciales que alegraban los ánimos de los allí concertados (fanfarrias) se presentaban los caballeros en la liza con numeroso séquito. Eran muy divertidos y la gente se entretenía viéndolo.


TEXTO 2
El torneo medieval era el combate a caballo entre varias personas, principalmente caballeros medievales y nobles puestas en cuadrillas y bandos de una parte y otra. Estas cuadrillas batallaban y se herían entre sí dando vueltas en torno para perseguir cada cual a su contrario. Era la imitación de una batalla y duraban varios días.

Los torneos proporcionaban una posibilidad  al caballero de ganarse una reputacion de habilidad y valentía.

Los torneos eran los acontecimientos sociales por excelencia de la Edad Media asistía todo el mundo: tratantes de caballos, prestamistas, armeros, acróbatas, trovadores, juglares y damas de todo tipo. Algunos torneos duraban una semana y atraían a caballeros de toda Europa.
 
También antes de que comenzara las justas y los combates los caballeros montados a caballo debían insertar sus lanzas en una aro colgado de un palo alto. Esto servia como calentamiento para hombres caballos y público.

TEXTO 3
Una de las imágenes típicas que nos vienen a la cabeza al hablar de la Edad Media posiblemente sea la de dos caballeros montados en sus caballos dispuestos a batirse en una justa, es decir, en un torneo.
Los torneos servían para que el caballero se mantuviera en forma en tiempos de paz, cosa que complementaba con la caza, además de un entrenamiento colectivo para mejorar las técnicas de combate que habrían de darse en la guerra, sobre todo tras la generalización de la carga frontal.
Los torneos muestran tres rasgos principales: un aspecto utilitario, como entrenamiento para la guerra; uno lúdico, que los convierte en un juego cuyo objetivo no era matar al oponente, sino vencer para adquirir gloria y beneficio; y uno festivo, que los convierte en un espectáculo para el público de la época. Sin embargo, también sirvieron como válvula de escape de la violencia, liberada hasta entonces en guerras privadas en un momento de consolidación de la autoridad regia. Además, tuvieron una dimensión económica que en muchas ocasiones queda olvidada, sirviendo como forma de activación económica en aquellas regiones en las que se celebraban.




A continuación, tratamos de responder a las preguntas que nos hicimos al principio, o que nos ha sugerido la lectura, y creamos un nuevo texto que realmente responde a nuestras necesidades:

¿Qué era un torneo?
*Competición entre caballeros en la época medieval a la que asisitía mucho público y era un acontecimiento social y económico.
*Se hacían como una celebración festiva (boda real, coronación...)

¿Cómo era la competición?
*No se busca matar sino derrotar
*Normalmente se luchaba en grupo
*Se luchaba a caballo
*Se ganaba prestigio y premios

¿Por qué se realizaban?
*Para entretener al público
*Para divertir a los caballeros
*Para entrenarse para la guerra; mejorar las técnicas de combate
*Para contener los impulsos violentos de los caballeros

¿Qué repercusiones tenía?
*Un gran movimiento de gente
*Actividad económica: llegada de comerciantes, prestamistas
*Actividad cultural: otras actuaciones (trovadores, juglares…)
*Exhibición de las mejores galas (vestidos, armas….)



Y lo convertimos todo en una redacción:



Los torneos medievales eran competiciones entre nobles y caballeros a las cuáles asistía mucho público y eran un acontecimiento social y económico muy importante. Solían realizarse para celebrar un hecho importante (coronación, una boda real…)
Los caballeros luchaban a caballo, normalmente en grupo, no se buscaba matar al adversario, si no solamente vencerlo, y los triunfadores obtenían prestigio y premios.
Se realizaban para entretenimiento del público y de los propios nobles, pero también servían de entrenamiento a los guerreros, ya que así mejoraban sus técnicas de combate y era una forma de contener los impulsos violentos de los caballeros sin que fueran un peligro.
En los lugares dónde se realizaban se reunía mucha gente, había una gran actividad económica, porque llegaban mercaderes, prestamistas, vendedores diversos, y también una gran actividad cultural, con la presencia de trovadores, juglares… La gente aprovechaba los torneos para exhibir su riqueza y poder, usando sus mejores armas, caballos y vestidos.






0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada